Carteles tribales

Cinco carteles curiosos que encontré viajando

Muchas noches estando de viaje garabateo mi diario con impresiones, reflexiones o simplemente anoto lo que hice durante el día. Con el tiempo quiero pensar que me gustará leer esos cuadernos. Otras noches repaso las fotografías que he tomado. La sensación es siempre la misma: que hace muchísimo tiempo que viví lo que veo o leo. Viajando el tiempo parece transcurrir de forma distinta. En una de esas pasadas a la cámara, encontré las siguientes imágenes. Son carteles o tablones con los que me topé por la calle. Al leerlos se averiguan entre líneas curiosidades o matices propios de la idiosincrasia de cada lugar. He seleccionado estos cinco que encontré en las siete hermanas de India.

Carteles tribales

Visto en Mudang Tage (Arunachal Pradesh, India). En un poste rematado con la cornamenta de algún animal colgaba el aviso, que se traduce como: “Se notifica que cualquier traspaso, vandalismo, escándalo público, consumo de drogas, daño de la propiedad pública o cualquier otra actividad dañina para la sociedad está prohibida por la jurisdicción local. El culpable será procesado de acuerdo a la ley, variando la condena entre una vaca totalmente madura y un mithun (búfalo oriundo de la zona)”

Cambio de apellidos IndiaPlaca que encontré en una aldea cerca de Along (Arunachal Pradesh, India). Dice así: ” […] Para rendir el debido respeto y reconocimiento a nuestro legendario ancestro Ato Lobom, […], decidimos por la presente lápida apellidarnos de ahora en adelante “Lobom”, y por ende reemplazar los apellidos arriba mencionados.”

Misioneros cristianos en India

“De la oscuridad a la luz”. Colocado por misioneros cristianos en el morong (choza de carácter social) de una aldea de la etnia konyac, antiguos cazadores de cabezas. La imagen habla por sí misma.

Tarifa barco animalesTarifa de barco para acceder a la isla Majuli, en Assam: Persona: 15 rupias. Bicicleta: 10 rupias. Elefante: 907 rupias. Animal salvaje como leones o tigres: 91 rupias. Cesta de veinte kilos de huevos: 3 rupias.

Bro carreteras IndiaVisto cerca de Nagaland (la fotografía me la prestó Carmen). La BRO es toda una institución en India, encargada de mantener y crear las carreteras. Los carteles que cada pocos kilómetros recuerdan mantener prudencia son siempre juegos de palabras o bromas que sacan la sonrisa. En éste se lee (en inglés la fonética de la frase le da cierto juego): “Seguridad en la carretera, té a salvo en casa”. Hablé de la BRO y sus carteles en esta entrada sobre la carretera más alta del mundo.

Cansado del "viajar para encontrarse a uno mismo", comencé a hacerlo para buscar al otro. Querer no sólo ver sino experimentar en primera persona la diversidad cultural de nuestra especie me ha llevado a convivir con tribus, viajar con nómadas, dormir con anacoretas en cuevas o monjes en monasterios, entre otras experiencias. Y sin quererlo encontré en todos ellos ese yo que buscaba. Viajo a pie, en autostop o transporte público y aquí comparto lo que voy viviendo en el camino.

Hay 11 comentarios

Añadir más
  1. Laura

    Hola Antonio!
    Me ha encantado el de los apellidos jajajaaja El primero de ellos también, creo que a través de los anuncios o carteles locales se puede aprender mucho sobre la cultura del país. Los suele haber rarísimos.

    ¡Un abrazo!

    Laura

    • Antonio Aguilar

      ¡Hola Laura!

      Sí, lo gracioso es que tras leer el cartel, pregunté a varias personas del pueblo (la mayoría campesinos que iban a los campos cercanos) y sí, habían cambiado sus apellidos, al menos dos de ellas. Con la de trabas que ponen para esto en España y lo fácil que lo hacen en otras partes del mundo.

      ¡Un abrazo y gracias!

    • Antonio Aguilar

      ¡Con un tigre, león y hasta elefante! ¡Igual que en el metro, jeje! El asunto es que aunque no sea a diario, ese cartel está puesto por algo, y sí, hay veces que la gente va con esos animales a la isla. Qué mundo este, ¿verdad?

  2. alisetter

    Je, je, me has recordado los carteles de Baktapur en los que se prohíbe comer carne, tomar drogas, beber alcohol y un sinfín de cosas más, por ser ciudad santa… Luego resulta que regateando en un chiringuito unas pulseras, una amiga y yo, el tipo nos ofreció asistir a una fiesta clandestina esa noche, donde podríamos comer pollo, beber whisky y fumar marihuana, ja, ja, ja!! (no asistimos)
    Un beso!
    Alicia

  3. Paco Aguilar

    No sabes lo que celebro cuando nos trasladas tus “historias de nuestro planeta”. A veces, lo entiendo, tardas mucho para los que estamos esperando tener noticias tuyas , del camino y de sus aconteceres. Lo comprendo y es lógico.
    Por cierto, con respecto a la tarifa del barco, que la gente pague por un tigre, un elefante, una bicicleta, etc. lo veo de lo más lógico. Pero 3 rupias por veinte kilos de huevos lo veo una pasada. Hacen falta muchos huevos para juntar veinte kilos. ¿No crees?.
    Un abrazo desde la distancia y la campiña cordobesa.
    PACO

    • Antonio Aguilar

      ¡Hola tito!

      El que celebra recibir comentarios de la familia soy yo, que se agradece mucho cuando se está por ahí. De las conexiones y tecnologías por ahí, qué te voy a decir, jeje. A veces por ellas no cuento demasiado po aquí, y otras veces siendo sincero no lo hago porque estoy inmerso en el viaje.

      ¡Ah! Ahora que lo pienso, para llevar veinte kilos de huevos, claro que hacen falta muchos, pero “de los otros”. ¿Cómo diantres se las apaña alguien para llevar semejante cantidad a cuestas?

      ¡Un abrazo a todos!


Publicar un nuevo comentario